El IPC retrocedió de nuevo en julio hasta el -0,6%, de acuerdo con el indicador adelantado publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un descenso de tres décimas en su tasa anual, ya que en el mes de junio esta variación fue del -0,3%. En este comportamiento destacó la bajada de los precios del turismo y hostelería, frente a la subida de 2019, y, en menor medida, de la alimentación, cuyos precios disminuyeron este mes más que el año anterior.

Cabe reseñar también, aunque en sentido contrario, la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor que la registrada el año pasado. Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en el -0,7% en el mes de julio. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA disminuiría cuatro décimas respecto al mes anterior. En comparación mensual, los precios de consumo cayeron en julio un 0,9 % respecto al mes de junio. El INE subraya que, tras la finalización del estado de alarma el pasado 22 de junio, todos los productos que conforman el IPC están disponibles para su adquisición por los ciudadanos.

Así, explica, en el IPC de julio se ha retomado la recogida presencial de los precios, manteniéndose la recogida por medios telemáticos cuando, por motivos de seguridad sanitaria, no ha sido posible o conveniente realizarla de modo presencial. Asimismo, Estadística señala que han dejado de utilizarse los métodos de estimación de precios que se diseñaron para su aplicación de forma excepcional durante los meses de abril, mayo y junio, volviendo a los métodos habituales.

Debido a la situación de confinamiento de los hogares por el Covid-19, el INE elaboró dos agregaciones especiales en las que se recoge el efecto en los precios de los bienes y servicios que la mayoría de los hogares siguieron consumiendo durante la pandemia. Estas dos agregaciones también se han publicado en julio para permitir analizar la situación tras el fin del estado de alarma.

Los precios de los productos del ‘Grupo especial bienes Covid-19’, en el que se incluyen los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, comida para animales, productos farmacéuticos y cuidado personal, aumentan un 1,8% en julio respecto al mismo de 2019, cinco décimas menos que en junio.

Estadística destaca el comportamiento de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual pasa del 2,8% en junio al 2,2% en julio. De ellos, los alimentos frescos alcanzan una tasa del 3,1%, un punto por debajo de la del mes anterior, y los alimentos envasados sitúan su tasa anual en el 1,7%, tres décimas por debajo de la de junio.

Por su parte, los precios del ‘grupo especial servicios Covid-19’, en el que figuran los servicios de alquiler de vivienda y garaje, la distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, telefonía, música y televisión en ‘streaming’, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios, disminuyeron un 3% en julio en tasa interanual, seis décimas por debajo de la de junio.