La jueza decana de Madrid y portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, María Jesús del Barco, ha reclamado autonomía presupuestaria para el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que no dependa del Ministerio de Justicia y de las comunidades autónomas para resolver las necesidades de los juzgados. María Jesús del Barco ha participado este jueves en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) en el curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid sobre el poder judicial, en el que dicho que al CGPJ se le ha vaciado de competencias y se ha convertido en una mera dirección de personal del Ministerio de Justicia.

La decana de los juzgados madrileños estima que la Constitución concibió el CGPJ no solo para la política de nombramientos, ascensos, actividad disciplinaria e inspección sino también para gestionar los medios materiales y personales. Si embargo ha recordado que el Tribunal Constitucional no solo arrebató a los jueces la posibilidad de elegir a los vocales del CGPJ de procedencia judicial sino también quitó a su órgano de gobierno de las competencias de la gestión de medios materiales y personales.

“Cuando tengamos esa autonomía podremos hablar de gobierno del poder judicial en términos constitucionales” porque “sin dinero no hay poder”, ha recalcado María Jesús del Barco. Ha comentado que es consciente de que esto supone asumir competencias que ahora corresponden al Ministerio de Justicia y a las consejerías correspondientes de las comunidades autónomas con competencias asumidas en este área.
A todo ello ha añadido que “a los políticos les importa poco la justicia ya que no sacan de ella rédito electoral” a pesar de que los ciudadanos siguen acudiendo a ella de forma masiva, con siete millones y medio de demandas al año y con un constante incremento de la litigiosidad,

Y ha asegurado que esta reducción de competencias del CGPJ y la consiguiente falta de medios de los juzgados y tribunales afecta al trabajo de los jueces sobre todo los que sufren mayores cargas de asuntos, sin perjuicio de que los jueces actúan con independencia al tomar decisiones jurisdiccionales, ha precisado.