El Gobierno recibió esta madrugada la autorización del Congreso para ampliar 15 días más, hasta el sábado 11 de abril, el estado de alarma que mantiene confinados en sus hogares a los 46 millones de españoles como medida de contención extrema ante el avance implacable del coronavirus.

El Congreso autorizó la prórroga del estado de alarma, que entró en vigor el 15 de marzo pasado, en una votación que se produjo muy cerca de las 2 de la madrugada, tras una maratónica sesión de 11 horas en la que también se aprobaron medidas económicas. La propuesta del Gobierno fue aprobada con 323 votos a favor y ninguno en contra. Hubo tres abstenciones.

La propuesta fue respaldada por los dos partidos que conforman el Gobierno de coalición, el PSOE y Unidas Podemos, pero también por el PP, Vox, Ciudadanos, el PNV, Más País, Compromís, UPN, CC-NC, Foro Asturias, PRC y Teruel Existe.

En cambio, las formaciones independentistas de ERC, Junts, Bildu y CUP optaron por abstenerse al considerar que las medidas del Gobierno son insuficientes. El Pleno, en el que también se debatieron cinco decretos leyes, comenzó a las tres de la tarde, pero la trascendental votación se produjo casi a las dos de la madrugada del jueves.

Al mismo tiempo que se revalidaba el estado de alerta en los términos diseñados por el Gobierno, el Congreso ha rechazado las propuestas presentadas por Vox, ERC, Ciudadanos, Bildu y Junts y el BNG para modificar el alcance de las medidas del Ejecutivo.

El debate transcurrió en un hemiciclo casi vacío, al que solo concurrieron 43 diputados y 6 miembros del Ejecutivo, entre ellos el presidente, Pedro Sánchez, que defendió la solicitud. Los más de 300 parlamentarios ausentes siguieron la sesión desde sus casas y votaron telemáticamente.

El presidente del Gobierno justificó la prórroga del estado de alarma durante otros 15 días “porque el aislamiento es indispensable para hacer frente al virus”, pero recordó que la decisión de “encerrarnos en nuestra casa no puede ser impuesta sino aprobada por los ciudadanos a través de sus representantes en el Congreso. Así lo establece la Constitución”.