La Seguridad Social registró un superávit de 9.738,18 millones de euros hasta junio, el equivalente al 0,87% del Producto Interior Bruto (PIB), según ha informado este jueves el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Este saldo positivo es consecuencia de unos ingresos de 86.177,26 millones de euros, un 19,7% más, y unos gastos por valor de 76.439,08 millones de euros, un 8,7% más que en el mismo periodo de 2019.

Del volumen total de ingresos, el 92,53% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 7,47% restante a las mutuas. En cuanto a los gastos, el 86,8% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 13,19% por las mutuas. En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanzó los 80.039,81 millones de euros en el primer semestre, con un incremento del 13,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, los pagos presentaron un aumento del 8,8%, hasta los 76.267,16 millones de euros.

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron 59.145,17 millones de euros hasta junio, un 3,5% menos que en 2019, como consecuencia de la menor recaudación en las cotizaciones de los ocupados, que bajaron un 6,3%, ya que las de los desempleados se incrementaron algo más de un 44%. El Ministerio explica que la caída en los ingresos por cotizaciones de ocupados se debe a las distintas medidas que el Gobierno aprobó durante el estado de alarma para hacer frente a la pandemia, como la exoneración de cuotas para las empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor y para los autónomos perceptores de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

A ello hay que sumar la concesión de moratorias en el pago de las cotizaciones a las que se pueden acoger las empresas y los trabajadores por cuenta propia por un periodo de seis meses. El Ministerio ha cifrado las devoluciones de las cuotas de trabajadores autónomos a 30 de junio en 379,68 millones de euros, lo que supone un incremento de casi 300 millones respecto al mismo periodo del ejercicio anterior debido a la prestación extraordinaria, que incluye la exención de estas cotizaciones.