El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha anunciado que más de 50.000 autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria creada para este colectivo por la crisis del coronavirus. Así lo ha señalado en una rueda de prensa este miércoles, donde ha dejado claro que esta ayuda es una de las más “extensas, integrales y generosas que se están dando en todos los países del entorno”.

También ha confirmado que más de 130.000 personas han solicitado la baja por incapacidad temporal como consecuencia de la pandemia. También ha recordado que en este caso los costes laborales los asume la Seguridad Social desde el primer día.

Respecto a los autónomos en concreto, Escrivá ha afirmado que han estado sometidos a “desinformaciones” en los últimos días respecto a esta prestación. Por ello, ha dejado claro que “cualquier autónomo que haya visto interrumpida su actividad o reducida su actividad de forma intensa tiene derecho a esta prestación”, que, al menos, va a llegar a 661 euros mensuales para quienes coticen por la base mínima.

También quedarán exonerados del pago de la cotización a la Seguridad Social, con lo que unido a la prestación mínima de 661 euros, la suma de ambas ayudas (prestación y ausencia de cotización) alcanzará un mínimo de 950 euros, que se pueden ampliar teniendo en cuenta la base de cotización que se tenga.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha explicado que los autónomos podrán solicitar esta nueva prestación cuando su actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.