La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado que las cifras de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) están en niveles mínimos desde el inicio de la pandemia y ha anticipado que lo «previsible» es que la senda descendente se mantenga en los próximos días conforme se continúen levantando las restricciones a la movilidad.

Así lo ha asegurado la vicepresidenta segunda ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital en el Congreso de los Diputados, donde, a petición propia y de los grupos Popular, Vox y Plural, ha informado sobre la actualización de las previsiones macroeconómicas y el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, entre otros asuntos. Calviño ha indicado que el pasado martes se alcanzó un nuevo mínimo de trabajadores en situación de ERTE, con «11.000 por debajo de los 632.000 de octubre de 2020», una senda de reducción que comenzó a partir de mediados de febrero tras el impacto de la tercera ola.

La titular del Departamento de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha valorado que los datos de paro y afiliación del mes de abril corroboran que «el primer trimestre fue de menos a más», con una mejora desde la segunda mitad de marzo, manteniendo una tendencia positiva que sigue avanzando. En concreto, durante abril, la afiliación media subió en 134.000 personas y se recuperó la cifra de 19 millones de afiliados a la Seguridad Social. «Nos hemos quedado solo a 150.000 afiliados de las cifras prepandemia», ha asegurado Calviño durante su comparecencia ante la Cámara Baja. Además, 36.600 personas salieron de los ERTE durante abril, con lo que el mes finalizó con menos de 640.000 trabajadores cubiertos por este mecanismo.