El precio medio se aproxima a los 400 euros el megavatio-hora de media, al marcar este jueves 383,67 euros, según los datos del Operador Ibéricos de la Electricidad. Aunque a efectos prácticos, el megavatio-hora se situará durante la mayor parte del día (entre las 8 y las 22 horas) por encima de esta cifra, entre 400 y 409 euros por megavatio-hora, y será solo por la noche cuando se produzca una minoración hasta el precio mínimo que se situará en 303 euros por megavatio-hora entre las 3 y las 4 de la mañana.

La última semana ha disparado unos precios que estaban en niveles históricos, tanto es así que el precio de este miércoles será cien euros más caro del de hace solo diez días (el 12 de diciembre el coste del megavatio-hora era de 256,98 euros), multiplicando por más de ocho los registros de hace un año (el 23 de diciembre de 2020 estaba en 46,3 euros por megavatio-hora). El jueves pasado el precio medio de la electricidad batió por primera vez la barrera de los 300 euros por megavatio-hora y desde entonces no se ha bajado de ese nivel, ni tan siquiera durante el fin de semana cuando la demanda es menor.

Unos precios insólitos que se deben al elevadísimo precio del gas natural en los mercados internacionales, que comenzó la semana pasada en el entorno de los 120 euros por megavatio-hora y se sitúa ahora en 174 euros. Este es el principal detonante de esta escalada de final de año, aunque hay que sumarle el elevado precio de los derechos de emisión de CO2, también en máximos históricos (80 euros por tonelada), que ha mantenido los precios altos durante todo el año. De hecho, ambos motivos llevan a ver altos precios en toda Europa, no solo en España. Así, en Francia el megavatio-hora costará este jueves 416,44 euros, y en Alemania, 300,03 euros.

Diciembre comenzó con precios altos, pero con gran volatilidad (hubo días en los que el precio bajo hasta los 100 euros por megavatio-hora y también cifras superiores a los 200 euros), pero fue a partir del 16 de diciembre cuando, tras instalarse en la cota de los 300 euros, no ha parado de encarecerse a un ritmo de 20 euros al día en muchos casos. Esto provoca que casi con toda probabilidad diciembre acabe como el mes con el precio medio mayorista más alto de la historia hasta la fecha pues el precio medio mensual supera ya los 250 euros por megavatio-hora, muy por delante de los 200 euros de octubre, el mes con el promedio más caro hasta ahora.

Estos precios repercuten directamente en la tarifa regulada –el denominado PVPC–, a la que están acogidos casi 11 millones de consumidores, y sirve de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre. El precio de la energía es una de las cuatro partes del recibo, junto a los cargos y los peajes (precios regulados) y los impuestos. Si bien, en los últimos meses los cargos se han reducido en un 96% y los impuestos también (el IVA está en el 10%, en vez del 21%, y el Impuesto Especial de la Electricidad en el 0,5%, en vez del 5,11% habitual, además está el 7% a la generación de electricidad está suspendido). La incógnita es qué ocurrirá a partir de enero, de mantenerse estos mismos precios, pues, aunque el Gobierno ha prorrogado la rebaja de los impuestos, planea reducir la rebaja de los cargos del 96% actual al 30,9%.