El Consejo General de la Abogacía Española ha estrenado su Registro de Impagos Judiciales (RIJ). A partir de ahora, los abogados, previa autorización de sus clientes, podrán incluir en este fichero las deudas líquidas, vencidas, exigibles y reconocidas mediante una resolución judicial firme. De esta forma, el resto de compañeros podrán consultar esta información en la propia plataforma online.

La empresa que se encargará de gestionar este registro de impagados es Desarrollo de Aplicaciones Jurídicas, constituida por la sociedad Infraestructura Tecnológica de la Abogacía Española RedAbogacía y la mercantil Inversiones Colectivas en Red, Icired, con Informa D&B y Everis como socios de este proyecto.

«Este registro va a suponer un avance claro contra la morosidad en España y va a favorecer la ejecución de las sentencias», manifestó Juan María Sáinz, consejero delegado de Informa D&B, durante la presentación del RIJ. «Nuestro objeto social es colaborar en la transparencia mercantil y estos ficheros de incidencias o impagados judiciales que no existían hasta ahora nos pareció una innovación y una novedad importantísima», añadió.

Resoluciones judiciales como los impagos de las pensiones de alimentos, deudas entre particulares, incumplimientos en contratos de alquiler o de compraventa de mercancías, y hasta la morosidad de instituciones condenadas a pagar por sentencia firme, son objeto de este nuevo registro con validez en toda España. Por primera vez los abogados contarán con un registro para consultar datos sobre impago de honorarios de letrados.

Rafael Bonmatí, tesorero del Consejo General de la Abogacía Española, destacó que «este sistema se basa en la colaboración». Bonmatí explicó que «los abogados somos los que pondremos la información en la plataforma y somos todos nosotros los que nos beneficiaremos de ella».

En 2017 y según la Memoria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en España se han ejecutado más de 2,39 millones de sentencias que han dado lugar a 1.936.796 títulos judiciales, 394.414 ejecuciones penales y 44.632 ejecuciones en la jurisdicción social, además de las 6.670 reclamaciones de cantidad derivadas de laudos arbitrales. Miles de estas sentencias o laudos arbitrales quedan incumplidos o tienen un cobro infructuoso.

El Registro de Impagados Judiciales nace como una herramienta al servicio de la justicia y del ordenamiento jurídico español, que dota a los acreedores que han visto reconocido su derecho al cobro de una deuda por resolución judicial firme, de mayores garantías para el cumplimiento de la misma, reforzando y garantizando su derecho a la tutela judicial efectiva y a que se cumpla la ejecución de la sentencia.

Con este pionero fichero de morosidad online, la Abogacía Española ha querido avanzar en las oportunidades que ofrece la transformación digital facilitando la labor de los abogados y defendiendo el derecho de los ciudadanos a la tutela judicial efectiva. De esta manera, el fichero facilitará la ejecución de deudas reconocidas por resolución judicial firme superiores a 50 euros y con un máximo de cinco años de antigüedad.