La compraventa de viviendas se disparó un 29,7% el pasado mes de abril en relación al mismo mes de 2017, hasta sumar 42.014 operaciones, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El avance contrasta con el descenso del 3,1% registrado en marzo, mes en el que se celebró la Semana Santa, mientras que en 2017 tuvo lugar en abril, lo que infla ahora la mejora.

Las transacciones sobre viviendas usadas se incrementaron un 29,8%, hasta 34.909, mientras que la compraventa de viviendas nuevas avanzó un 29,3%, hasta 7.105 transacciones. El 90,3% de las viviendas transmitidas por compraventa fueron viviendas libres y el 9,7%, protegidas. La compraventa de viviendas libres aumentó un 30,4% en abril en tasa interanual, hasta sumar 37.930 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas avanzaron un 23,3%, con 4.084 transacciones.

En términos mensuales (abril sobre marzo), la compraventa de viviendas avanzó un 6,2%, frente al retroceso mensual del 20,7% de abril de 2017. El pasado mes de abril el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en la Comunidad Valenciana (158), Madrid (130) y Baleares (126). Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en el cuarto mes del año, con 8.181 compraventas, seguida de Madrid (6.648), Catalunya (6.521) y Comunidad Valenciana (6.172).

Todas las comunidades incrementaron el número de compraventas de viviendas en abril en tasa interanual. Los mayores avances se registraron en La Rioja (+59,1%), Murcia (+50,2%) y Castilla-La Mancha (+48,7%) y los menores los protagonizaron Baleares (+13,8%) y País Vasco (+16,5%). Sumando las fincas rústicas y las urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), las fincas transmitidas el pasado mes de abril alcanzaron las 161.444, cifra un 20,8% superior a la del mismo mes de 2017.

Por compraventa se transmitieron un 27,5% más de fincas que en abril de 2017, mientras las transmisiones por donación subieron un 17,4%, las operaciones por permuta repuntaron un 23,9% y las transmitidas por herencia progresaron un 23,3%.