El número de nuevas sociedades mercantiles subió un 1,6% en julio respecto al mismo mes de 2018, hasta sumar 7.820 empresas, al tiempo que las disoluciones empresariales se incrementaron un 9,2%, hasta totalizar 1.622, según publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el avance de julio, la creación de empresas regresa a tasas positivas después de haber encadenado tres meses consecutivos de retrocesos interanuales.

El 19,1% de las sociedades mercantiles que se crearon en julio se dedica al comercio y el 17,6% a inmobiliarias, financieras y seguros. En cuanto a las sociedades disueltas por actividad económica principal, el 22,7% pertenecía a la industria y energía y el 17,8% a construcción.

Para la constitución de las 7.820 empresas creadas en julio se suscribieron más de 804 millones de euros, lo que supone un repunte del 34,3% respecto al mismo mes de 2018, mientras que el capital medio suscrito, que se situó en 102.864 euros, avanzó un 32,1% en tasa interanual.

Además, en julio ampliaron capital 2.541 sociedades, un 7,2% menos, por un total de 1.842 millones, un 21,2 % inferior. Disminuyó también el capital medio ampliado, hasta 724.967 euros, un 15,1% menos. En ese mes se disolvieron 1.622 sociedades, un 9,2% más, la mayoría (un 69%) voluntariamente, mientras que el 18% lo hizo por fusión y el 13% restante, por otras causas.

Las actividades que concentraron mayor creación de empresas en julio fueron el comercio (19,1% del total), inmobiliarias y financieras (17,6%) y construcción (13,6%), mientras que el mayor volumen de ceses se dio en la industria y la energía (22,7% del total), comercio (17,8%) y construcción (13,9%).