El comercio internacional de bienes en la eurozona registró un superávit de 22.500 millones de euros en marzo, 4.500 millones menos que en el mismo mes de 2018, cuando el excedente se situó en 26.900 millones, informó este jueves la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. En cuanto al conjunto de la Unión Europea (UE), obtuvo un superávit comercial de 2.900 millones de euros en marzo frente a los 11.200 millones alcanzados en el mismo periodo del año anterior.

Según las primeras estimaciones de Eurostat, las exportaciones de bienes de los diecinueve países que utilizan la moneda única al resto del mundo en marzo ascendieron a los 205.600 millones de euros, lo que supone una subida del 3,1% en relación con el mismo mes del año anterior, cuando se situaron en 199.500 millones.

Las importaciones llegaron a los 183.100 millones de euros, un 6% más respecto a los 172.700 millones anotados en marzo de 2018. El comercio entre los socios de la moneda común bajó un 0,3% hasta los 172.100 millones en marzo frente al mismo mes del año previo.

Entre enero y marzo de este año, las exportaciones de la eurozona al resto del mundo se situaron en 575.600 millones de euros, un 3,9% más respecto al mismo periodo de 2018, mientras que las importaciones aumentaron un 4,8% y tuvieron un valor de 532.200 millones de euros.

Por tanto, los países del área del euro registraron un superávit comercial de 43.500 millones de euros en ese periodo frente a los 46.500 millones obtenidos en el mismo plazo de 2018. Mientras, el comercio entre los socios del euro aumentó un 2,5% este año con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y alcanzó los 500.600 millones de euros.

En cuanto a los Veintiocho, las exportaciones de bienes al resto del mundo se establecieron en marzo en 173.400 millones de euros, un 1,2% más que los 171.300 millones del mismo mes de 2018, y las importaciones aumentaron un 6,4% hasta los 170.400 millones desde los 160.100 registrados en febrero del año pasado.