España recibió en febrero pasado 284.311 turistas internacionales, un 93,6% menos que en ese mes de 2020 -cuando aún no se había declarado la pandemia- y el gasto que hicieron bajó un 93,3 %, hasta 322 millones de euros. Según los datos de las encuestas de entradas (Frontur) y de gasto (Egatur) que este martes ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), tanto las entradas de turistas internacionales como el gasto que hicieron en febrero quedó más de 10 veces por debajo del registrado un año antes.

En los dos primeros meses de 2021 el número de turistas que visitaron España disminuyó un 91,6% y se situó en 718.613, frente a 8,6 millones en enero-febrero de 2020. El principal país de origen de los turistas que llegaron en febrero siguió siendo, como en toda la pandemia, Francia, desde donde entraron 74.797 personas, seguido de Alemania (36.856), Portugal (19.880) e Italia (19.469), todos ellos con caídas en el entorno del 90%.

El tradicional primer emisor de turistas hacia España, el Reino Unido, pasó a ocupar la quinta posición, con 14.319 personas en febrero (98,4% menos que los 907.321 que había enviado un año antes) y poco más de 37.500 en los dos primeros meses del año (frente a 1,62 millones en enero-febrero de 2020). Canarias fue el primer destino de los turistas en febrero, con el 26,1% del total, seguido de Cataluña (19%) y Madrid (11,1%), pero todas ellas con caídas superiores al 90%.

A Canarias llegaron, sobre todo, turistas procedentes de lo que el INE agrega como resto de Europa (33% del total) y de Alemania (24,4%); y a Cataluña y Madrid fueron más los franceses (29,8% y 26,9% de total, respectivamente). Entre el resto de comunidades, el número de turistas descendió un 92,9% en Baleares; un 94,7% en la Comunidad Valenciana, y un 95,4% en Andalucía.

En el acumulado de los dos primeros meses de 2021 las comunidades que más turistas recibieron fueron Canarias (con 160.849 y un descenso del 92,9% respecto al mismo período de 2020), Cataluña (con 139.285 y una bajada del 92,4%) y Andalucía (con 78.377, un 93,6% menos). La mayor parte de quienes llegaron lo hicieron por avión (181.331 personas), aunque la caída respecto a febrero de 2020 supera el 95%. Por tren entraron un 71,8% menos; por carretera un 85,3% menos y por puerto, el 97,2% menos.

El número de turistas que utilizaron alojamientos de mercado cayó un 94%, algo más acusado en la vivienda en alquiler (97,2% de caída) que en los hoteles (93,6%). El alojamiento de no mercado (casas de familiares/amigos y vivienda en propiedad) bajó el 92%. El ocio, recreo y vacaciones fue el motivo principal del viaje a España para 162.354 turistas en febrero, lo que supone un descenso anual del 95,6%. Por negocios o motivos profesionales llegaron 65.834 (un 81,4% menos).

La duración de la estancia mayoritaria entre los turistas en febrero fue la de cuatro a siete noches, con 96.462 turistas y una disminución anual del 95,7%. El número de visitantes descendió un 81,1% entre los que no pernoctaron (excursionistas) y un 83,9% entre los turistas con mayor duración (más de 15 noches).