La Inspección de Trabajo y la Seguridad Social intensifica las acciones en pymes y autónomos que contratan a tiempo parcial o que realizan contratos formativos. Pretenden evitar el fraude en este tipo de contrataciones laborales. Para ello han iniciado una campaña de aviso a pymes y autónomos sobre este tipo de prácticas abusivas o fraudulentas.

La campaña se encuentra dentro del Plan Director por un Trabajo Digno que activó en el mes de agosto el Gobierno. El objetivo es controlar las contrataciones a tiempo parcial. Las pymes y autónomos están recibiendo una serie de avisos sobre los supuestos incumplimientos que ha detectado la Inspección.

Una vez las empresas y los autónomos reciben los avisos de la inspección sobre supuestos incumplimientos, disponen del plazo de un mes para regularizar la situación y de no hacerlo, la inspección tomará medidas en el asunto.

Entre los incumplimientos que pueden estar incurriendo muchas pymes y autónomos destacan el haber excedido el máximo legal establecido para realizar un contrato temporal a un trabajador. También en el caso de que las empresas estén encadenando contratos temporales a trabajadores concurrirían en sanciones por parte del organismo pertinente. Y lo mismo sucede cuando se realiza un contrato temporal por un número de horas, pero luego la jornada laboral del trabajador excede a las que figuran en el contrato.