Las eléctricas independientes aumentaron en 2018 su cuota de mercado frente a las grandes compañías del sector. A 31 de diciembre del año pasado, estas comercializadoras suministraban electricidad al 13,5% del total de consumidores del mercado libre, un crecimiento de dos puntos en comparación con el año anterior. Aunque las cinco grandes (Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo) sigan ostentando el 86,5% de los puntos de suministro existentes en el mercado, este incremento ha sido el más alto desde 2014, según el informe de supervisión de los cambios de comercializador publicado este martes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El regulador señala que a finales del año pasado había 29,4 millones de puntos de suministro eléctrico, frente a los 29,2 de un año antes. Más de la mitad de ellos, el 62%, estaban en el mercado libre, mientras que el restante 38% (11,3 millones de consumidores) contaba con la tarifa regulada, conocida como Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) y proporcionada por las comercializadoras de referencia.

A finales de 2018 había en España unos 7,9 millones de puntos de suministro de gas, y solo 1,6 millones de consumidores lo tenían contratado con una comercializadora de último recurso. Aunque también el sector gasista el mercado libre tenga una cuota mayor que el regulado, las compañías independientes en este caso solo tenían el 2,3% de cuota del mercado al cierre de 2018.

También el número de cambios de una comercializadora a otra fue menor en 2018 en comparación con el mercado eléctrico: unos 700.000, según la CNMC. La mayoría de ellos fueron entre empresas del mercado libre (87,3%). El resto correspondió a consumidores que pasaron del mercado regulado al mercado libre (9,5%).